sentimientolector@hotmail.com

Reseña | ¡Dime quién eres!, Norah Carter


Año de publicación: 2017
Editorial: Ediciones Kiwi
Páginas: 128
Goodreads
 Carla nunca pudo imaginar que el extranjero del que se había enamorado guardaba tantos secretos. Cuando descubre que, además, no todo es legal, se le cae el mundo encima.
Pero Darío no va a dejarla tan fácilmente. 

Una intensa historia donde tendremos que ver si gana el amor o lo hace la desconfianza.

OPINIÓN

Obtenido gracias a la Editorial a cambio de una reseña honesta.
Puede contener quejas extensas.

  Hace unos meses a través de una newsletter de la editorial recibí notificación de la publicación de este libro y admito que me llamó algo la atención por su sinopsis, así que pude conseguir que me lo cedieran hace poco. No me gusta escribir reseñas negativas pero me comprometí a una opinión fuese buena o mala.

Lo primero que diré es simplemente no fue lo que esperaba. Ese será mi argumento principal
durante toda la reseña porque fue mi único pensamiento durante mi lectura. A través de la sinopsis te venden una historia curiosa, pensé que se iría un poco al bajo mundo, me preguntaba ¿qué sería eso de "no todo es legal"? Y cómo la chica reaccionaría al descubrir eso de alguien que creyó querer, miren que hasta el título es algo que te deja con interés.. pero resultó que al final fue más bien nada.

Nuestra protagonista es Carla, que es una chica que nunca la ha tenido fácil en su vida, su madre estuvo marcada como una cualquiera después de embarazarse a los 18 y para que pudieran vivir adecuadamente tuvo que hacer muchos sacrificios. 

Carla es alguien que se me hizo difícil soportar. Lo que más nos ha quedado claro de Carla es que nunca le importó crecer sin un padre, y que saber de él le da lo mismo, y esto lo sabemos al 100% porque la autora se encarga de recalcarlo cada vez que tiene oportunidad. Hubiese deseado, lo deseaba tanto, que el tema del padre lo dejarán sin mucho ímpetu pero hubo tanta repetición con el tema que se me hizo difícil creerme el teatro.

Otra traba es la infancia de Carla: ésta es descrita como precaria, que nunca le faltó pero tampoco tuvo. No puedo sentir empatia con una chica que dice que se sintió marginada porque no tenían mucho y el mejor ejemplo que encontró fue que no pudo tener ropa de Zara o Stradivarius como sus compañeras de instituto. Este punto me dejó claro que no era un libro para mi, demasiados problemas de primer mundo para alguien que justo ese día se alegró por conseguir gas para seguir cocinando y que logró que el arroz le rindiera para que nadie quedara sin comer (Venezuelan people will undestand).

A pesar de esto me alegré de que luego a Carla le terminó de ir bien, consiguió un empleo y no tuvo que preocuparse por minusias. Hasta que conoce a Darío y el enfoque del libro cambia de la historia de ella a la historia de su amor. Y es que a partir de ese momento de todo lo que se hablaba era de Darío y lo mucho que le gustaba, y así surgió un instalove.

Y listo. Lo siguiente es el relato de las citas que tienen, de los viajes que planean y de como se lleva Carla con el hijo de Darío, que a decir verdad fue el personaje que más me gustó porque es un niño tierno, solo que me empecé a cuestionar mi desarrollo: Yo a los 3 años no decía más que tonterías y este niño habla con una fluidez poco creíble.

Todo pasa tan rápido que es difícil que de verdad se llegue a disfrutar. Pero sin duda el mayor problema que tengo es que la parte que le da sentido al título sucede en el último 10% de la historia, y no sé para que se incluyó si no se iba a aprovechar.


Como siempre igual les diré que no lo descarten, es una historia simple, muy corta y la narración es bastante dinámica, no deja estancada la trama. 
¿Quién sabe? Puede que no les disguste tanto como a mi, como dice mamá: para gustos, colores.

PUNTUACIÓN

Me decepcionó bastante

2 comentarios:

  1. Te entiendo, odio cuando en un libro te pintan a la protagonista como clase media o baja pero puede sentarse a comer palomitas viendo la televisión. Te pongo ese ejemplo porque se me quedó muy marcado cuando leí La Selección y recuerdo que mi reacción fue muy similar a la tuya, porque no coincide con lo que me están intentando vender.

    Tampoco me gusta el instalove ni que todo se centre en el romance, así que entiendo tu decepción y no creo que sea mi tipo de lectura. Espero que tu siguiente aventura lectora sea mejor y que nos cuentes qué te parece.

    Te mando un beso enorme, Mariana y espero que estés bien<3

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola!
      Exacto.. me vendieron una cosa y salió otra, y no fue muy de mi estilo, además no es lo que suelo leer.. Y lo del instalove ahí me terminó de tirar por el suelo, no esperaba que se fuera solo a hablar del romance, fue muy meh..

      Gracias por pasarte.. ¡Saludos!

      Eliminar

Santa Template by Mery's Notebook © 2014